( ... items )

Té: ¿cancerígeno o anticancerígeno?

¿El té produce cáncer o lo previene?

Muchas veces se escuchan opiniones que pueden ser tomadas como contradictorias acerca de una bebida con tantas propiedades como el té. Algunos aducen que por su contenido de fluor puede ser considerado cancerígeno. Pero también muchas voces afirman que sus antioxidantes serían un gran enemigo de varios tipos de cáncer.

 

 

El té (más allá de sus variedades) es un producto milenario y que viene siendo consumido por generaciones y generaciones de personas en el mundo entero, siendo el continente asiático su "base central de operaciones". Pero, como siempre que se habla de un producto y se empieza a conocer más acerca de él, comienzan a surgir algunas controversias.

Una que es muy común de escuchar dentro de estos dilemas que se discuten alrededor del té es la de si esta bebida es cancerígena o anticancerígena. Todos los indicios hacen creer que, de momento, esta última opción parece la más probable. Pero vale la pena observar ambas posiciones con sus respectivos fundamentos.

Quienes sostienen que el té tiene propiedades anticancerígenas se basan sobre todo en el alto contenido de polifenoles que posee, una sustancia fuertemente antioxidante y que puede ayudar a prevenir ese tipo de enfermedades. Son varios los estudios que se han hecho al respecto, sin resultar concluyentes, pero con muchas miras positivas al respecto. El té verde sería uno de los indicados.

Esta es una lista de enfermedades cancerígenas para la cual el té podría aportar funciones preventivas:

 

Cáncer de pulmón

Cáncer de hígado

Cáncer de próstata

Cáncer de ovario

 

Pero una cosa no quita a la otra. Si bien el té en cualquiera de sus variedades contiene sustancias antioxidantes que pueden llegar a ser preventivas, también es cierto que el té contiene fluor. Esta es una sustancia cancerígena consumida en exceso y puede llegar a ser perjudicial, pero sólo en cantidades grandes.

Si bien no existe una dosis diaria recomendada de té unificada por criterio, todos los estudios que hablan a favor de las propiedades del té contra el cáncer señalan que sus beneficios se conseguirían a partir de tres o cuatro tazas. Esto reportaría alrededor de un tercio de la cantidad de fluor que podría consumirse por día. Así que, de no abusarse, no reportaría problemas, aunque todavía no hay nada comprobado fehacientemente ni de un lado ni del otro

 

Last modified on Domingo, 02 de Diciembre de 2012 15:52